Guzmania

Guzmania

La Guzmania es una planta perenne de la familia de las Bromeliáceas. Se caracteriza por sus hojas lanceoladas y verde brillante, y por sus flores rojizas al final de un largo vástago.

Secretos de la Guzmania

Temperatura: Una temperatura cálida y atmósfera húmeda.
Luz: Necesita un lugar bien iluminado pero evitando los rayos de sol directos sobre la planta porque podrían echarla a perder.
Humedad del aire: Necesitan una atmósfera húmeda. Se debe pulverizar a diario la Guzmania sobre el follaje con agua no calcárea.
Agua: En verano riego de Guzmania frecuente, con agua tibia y no caliza. Utilizar agua de lluvia o descalcificada. Echar agua en el cogollo y axilas. Cámbiala 2 ó 3 veces al mes. Durante el periodo de crecimiento regar con agua preferiblemente de lluvia o mineral, y mientras no esté en flor cuidar que haya agua en la roseta de hojas; en invierno espaciar los riegos.